Artrosis de Rodilla
5 (100%) 3 votes

¿Qué es la artrosis de rodilla (Gonartrosis)?

La artrosis es una degeneración de la articulación “por uso y desgaste” siendo una de las enfermedades mas frecuente en las personas de mediana edad y edad avanzada en los países desarrollados. Tanto es así, que la artrosis de rodilla es una de las principales causas de incapacidad y jubilaciones tempranas en occidente por delante de enfermedades cardiovasculares o neurológicas.

El desarrollo de la enfermedad es lento y el dolor empeora con el paso del tiempo. Aunque a día de hoy no existe una cura, hay muchas opciones de tratamiento disponibles, que ayudan a controlar el dolor, mantenerse activo y llevar adelante una vida satisfactoria.

 

juan arnal, cirujano rodilla, artrosis rodilla, protesis rodilla, cirujano madrid privado, traumatologo, madrid, dolor rodilla, condromalacia

 

¿Qué cambia en mi rodilla cuando tengo artrosis?

Una rodilla sana puede flexionarse y extenderse sin dificultad soportando el peso corporal, gracias a un tejido altamente especializado que la recubre; el cartílago. Este tejido es blando a la par que resistente y resbaladizo (baja fricción) y cubre, protege y amortigua los extremos de los huesos que forman la rodilla (fémur, tibia y rótula). Este tejido, a diferencia de otros como los huesos o los tendones no tiene capacidad de auto-reparación. Esa es la causa de que hay tantas investigaciones en marcha con células madre o factores de crecimiento para su regeneración.

En la rodilla además del cartílago que recubre el hueso, encontramos ligamentos, la cápsula y los dos meniscos (dos “amortiguadores” de la articulación). En la artrosis inevitablemente todas las estructuras están gastadas, sobre todo los meniscosSe puede entender como una pieza de una máquina gastada, que trataremos de conservar todo el tiempo que podamos quitándole peso, lubricándola y reparándola hasta que finalmente haya que cambiarla por una nueva: Prótesis de rodilla.

 

¿Qué causa la artrosis de rodilla?

Son varios los factores que aumentan el riesgo de desarrollar artrosis de rodilla. En la mayor parte de los casos es una combinación de varios factores, pero en algunas ocasiones hay un factor claramente causante, siempre sobre una genética de cada persona que determina cuanto aguanta el cartílago y como se defiende de las agresiones mecánicas. Los factores mas frecuentes causantes de la artrosis de rodilla son los siguientes:

Edad: La poca capacidad del cartílago de repararse disminuye con la edad. De hecho la cifra de artrosis aumenta claramente en cada década de vida

Herencia: Se ha observado una vinculación entre ciertos genes y la artrosis, de hecho cada día damos mas importancia a la genética si bien no la podemos modificar a día de hoy. Algunas características hereditarias, como tener las piernas arqueadas, las rodillas juntas o laxitud articular, aumentan el riesgo de tener artrosis de rodilla

Peso: Como articulación de carga que es la rodilla (a diferencia de los brazos), cuanto mayor es tu peso, mayor es el peso que soportan las tus rodillas y mas rápido se desarrolla la artrosis

Lesiones previas: Una lesión previa de la rodilla, como una lesión deportiva (rotura menisco o ligamentos) puede causar artrosis en el futuro.

Uso excesivo: Ciertas actividades laborales y deportivas están asociadas con la artrosis, como

 

¿Qué síntomas tiene una rodilla con artrosis?

Como enfermedad degenerativa, los síntomas no aparecen de un día para otro, sino que la artrosis de rodilla se presenta a lo largo del tiempo. Al desgastarse el cartílago el hueso que hay debajo queda expuesto y con el movimiento se siente dolor en la zona que no está protegida por el cartílago. Cuando el cartílago se desgasta por completo, los huesos contactan uno contra otro, produciendo sonido al mover la articulación en forma de crujidos, sangrados en la articulación e inflamación. Para compensar la pérdida de cartílago, los huesos dañados pueden comenzar a crecer y formar dolorosos espolones que llamamos osteofitos; (la rodilla crece de tamaño).

Además del dolor y el aumento de tamaño de la rodilla, con la progresión de la enfermedad en muchas ocasiones se produce una arqueamiento de la pierna que progresa a lo largo de los años. Si la enfermedad progresa lo suficiente y las estructuras de la articulación se desgasta por completo aparece una pérdida de la movilidad; disminuye el rango articular. En los casos en que la desviación de la pierna acaba por hacer ceder a los ligamentos, sobreviene  la inestabilidad articular; una de las complicaciones mas temidas por nosotros los traumatólogos, ya que implica unos modelos de prótesis especiales para sustituir a los ligamentos.

juan arnal, cirujano rodilla, artrosis rodilla, protesis rodilla, cirujano madrid privado, traumatologo, madrid, dolor rodilla, condromalacia, artrosis de rodilla, genu varo, factores de crecimiento, tratamiento artrosis,

 

¿Como se me diagnostica la artrosis de rodilla?

Para diagnosticar una artrosis de rodilla basta con una radiografía simple de frente y lateral de la rodilla. Allí podremos ver los cambios antes comentados y clasificar el grado de artrosis. Sin embargo siempre acompañaremos esta radiografía de una radiografía completa de las piernas apoyando el peso, ya que sobre ella los traumatólogos medimos la desviación del eje de carga de cada paciente. Esta tele-radiografía de las piernas es algo imprescindible previamente a la cirugía de prótesis de rodilla ya que en función del grado de deformidad del eje deberemos utilizar una técnica quirúrgica distinta o incluso poner un modelo protésico mas complejo; que sea capaz de sustituir la función de varios ligamentos y suplir la falta de hueso.

En los casos menos avanzados dónde la artrosis aún no es visible en la radiografía pedimos una resonancia magnética de la rodilla para ver cambios menores en el cartílago de la rodilla.

 

¿Cuál es el tratamiento de la artrosis de rodilla?

Al ser una enfermedad tan común y tan limitante se han hecho grandes inversiones internacionales en el estudio de los tratamientos de la artrosis de rodilla. Cada caso debe ser individualizado y se debe identificar cual es el factor que esta haciendo progresar la artrosis para corregirlo. Los traumatólogos clasificamos la artrosis en 4 grados, pero hay que tener en cuenta que antes del grado I, ya existen lesiones en el cartílago, cuyo tratamiento es distinto al de la artrosis de rodilla propiamente.

Una vez diagnosticada la artrosis de rodilla podemos dividir los tratamientos disponibles en dos tipos; aquellos que conservan la rodilla y la sustitución de la misma (prótesis de rodilla).

 

Tratamientos de la Artrosis de Rodilla Conservando la Rodilla

Como la artrosis empeora con el transcurso del tiempo, cuanto antes inicie el tratamiento mejor será el resultado. Lo primero que hacemos ante un paciente con artrosis es diseñar un plan de tratamiento personalizado para aliviar el dolor y reducir la rigidez de la articulación. El tratamiento deberá ser la consecuencia de haber identificado los factores concretos de cada caso que llevan al desarrollo de la artrosis.

– Este tratamiento personalizado incluye cambios en el estilo de vida.juan arnal, cirujano rodilla, artrosis rodilla, protesis rodilla, cirujano madrid privado, traumatologo, madrid, dolor rodilla, condromalacia, artrosis de rodilla, genu varo, factores de crecimiento, tratamiento artrosis,

Si eres una persona que hace regularmente ejercicios de alto impacto (como fondo), se puede disminuir la tensión en la rodilla aumentando la musculación de la pierna (Ver  aquí ejercicios de Musculación de las piernas). No hay que olvidar que los músculos además de ser el motor que mueve las articulaciones, son amortiguadores de las mismas, evitando que el peso corporal sea cargado por el cartílago. Protocolos de musculación, bicicleta, elíptica y nadar son buenas opciones de actividades de bajo impacto.

– La pérdida de peso es otro de los pilares del tratamiento ya que como articulación de carga que es, la rodilla soporta fuerzas de hasta 20 veces el peso corporal (600-1000 kg). Es por ello que la pérdida de 10-20 kg en pacientes con sobrepeso u obesidad disminuye drásticamente las fuerzas en las rodillas. Habitualmente complementamos la musculación y la dieta con programas de fisioterapia. Estos programas incluyen ejercicios específicos que pueden mejorar la amplitud de movimientos, la propiocepción y la musculación de la rodilla.

Si el dolor afecta tu rutina diaria, o no se alivia con los métodos iniciales, podemos incorporar algún medicamento para controlar el dolor. No hay que olvidar que cualquier analgésico o anti-inflamatorio sólo trata los síntomas y no cambia el curso de la enfermedad, a lo que debemos unir que todos ellos tienen efectos secundarios perjudiciales.

Otro grupo de tratamientos médicos con una filosofía totalmente distintas a la anterior son los fármacos denominados modificadores de la enfermedad. Si bien no existe una cura para la artrosis, sí que existen fármacos o terapias que han demostrado revertir parcialmente la artrosis o al menos enlentecer su progresión sin apenas efectos secundarios;

Suplementos alimenticios. Algunos suplementos de venta sin receta, como la glucosamina y el sulfato de condroitina, pueden aliviar el dolor en algunas personas. Antes de empezar a tomar suplementos habla con tu traumatólogo para conocer el mecanismo de actuación de cada compuesto.

Inyecciones de corticoides. La cortisona es un poderoso antiinflamatorio que se inyecta directamente en la articulación de la rodilla. Lo reservamos para casos de artritis inflamatorias como la reumatoide o gota al ser dañinos a largo plazo.

Infiltración de ácido hialurónico

Infiltramos este compuesto natural de la articulación en grandes cantidades buscando un doble efecto; engrasar la articulación (corto plazo) y estimular el crecimiento del cartílago en la medida de lo posible (medio plazo). Esta terapia de inyecciones suele además aliviar los síntomas de la artrosis en pacientes que no responden a otras opciones no quirúrgicas .

(Ver Infiltraciones aquí)

– Infiltración de Factores de crecimiento intrarticulares.

(Ver Infiltraciones aquí)

Consiste en obtener sangre del propio paciente y centrifugarla para obtener una concentración de los factores de crecimiento que hay de manera natural en las plaquetas de la sangre. Posteriormente los infiltramos en la articulación para que estos factores estimulen a las células del cartílago (condrocitos) para que reparen el cartílago. Por lo tanto depende de la capacidad del paciente de reparar, si bien la filosofía de este tratamiento es bastante natural. Hay que seleccionar bien el tipo de paciente y tipo de lesión antes de indicar esta terapia.

juan arnal, cirujano rodilla, artrosis rodilla, protesis rodilla, cirujano madrid privado, traumatologo, madrid, dolor rodilla, condromalacia, artrosis de rodilla, genu varo, factores de crecimiento, tratamiento artrosis,

Osteotomía o corrección del eje de la pierna:

En aquellos casos en los que la artrosis esta aún en sus comienzos y hay una causa mecánica clara de sobrecarga podemos utilizar una cirugía que tiene por objetivo salvar la rodilla: La osteotomía. Se utiliza para corregir las piernas arqueadas que sobrecargan el compartimento medial y las piernas en “X” que sobrecargan el lateral. Os desarrollo estas patologías en las siguiente secciones:

(Para ver Genu Varo pulsa aquí)

(Para ver Genu Valgo pulsa aquí)

(Para ver Osteotomías pulsa aquí)

 

 Prótesis de rodilla 

En aquellos casos en que los traumatólogos decidimos que los síntomas derivados de la artrosis de rodilla no pueden mejorar con otros tratamiento indicamos una sustitución parcial o total de la rodilla; una prótesis. Casi todas estas prótesis de rodilla se componen de dos componentes metálicos unidos al hueso con un cemento biocompatible, y articulados entre sí por un material de baja fricción similar al plástico, el cual es el responsable de lo que llamamos “desgaste de la prótesis”. Las opciones de prótesis van desde sustituir sólo una parte de la rodilla hasta sustituir todas las superficies articulares.

juan arnal, protesis rodilla, cirujano rodilla, artrosis, tipos prótesis rodilla, prótesis parcial rodilla, prótesis unicompartimental, dolor rodilla, mejor cirujano rodilla, madrid, artrosis, condromalacia, traumatologo,

 

En función de la zona de la rodilla dañada, la desviación del eje de carga de la pierna , el estado de los ligamentos y la edad del paciente decidimos entre alguna de las siguientes opciones:

 

Prótesis unicompartimental de Rodilla:

Una intervención en que se sustituimos únicamente una de las dos partes de la articulación entre el fémur y la tibia; habitualmente la medial. Los candidatos para este intervención deben tener unos ligamentos íntegros, así como el resto del cartílago de la rodilla en buen estado. La recuperación de esta intervención es mas rápida que en la prótesis total de rodilla con una incisión menor, de unos 10 centímetros. En ocasiones los cirujanos que realizamos esta intervención solicitamos además del estudio radiográfico una resonancia para asegurarnos del correcto estado de los ligamentos, ya que si estos estuvieran dañados el resultado de la intevención podría comprometerse. Si bien los resultados de esta intervención son excelentes, la utilización de estas prótesis es mucho menor que las prótesis totales al ser pocos los casos candidatos a esta intervención. El ejemplo que os muestro es de un paciente con una gran lesión en el cóndilo medial en que el resto de las estructuras de la rodilla están en un buen estado, tal y como confirmamos durante la intervención.

juan arnal, protesis rodilla, cirujano rodilla, artrosis, dolor rodilla, mejor cirujano rodilla, madrid, artrosis, condromalacia, traumatologo,

 

– Prótesis total de rodilla:

Este es el modelo de prótesis al que nos referimos habitualmente cuando hablamos de prótesis de rodilla. Durante la intervención se sustituye todo el cartílago del fémur y la tibia y frecuentemente también la rótula. Durante esta intervención no sólo sustituimos el cartílago dañado, sino que además corregimos el eje de la pierna y la función de los ligamentos dañados.

juan arnal, cirujano rodilla, artrosis rodilla, protesis rodilla, cirujano madrid privado, traumatologo, madrid, dolor rodilla, condromalacia, artrosis de rodilla, genu varo, factores de crecimiento, tratamiento artrosis,

 

Para ello nos valemos de una correcta planificación antes de la intervención, en la que elegimos no sólo el diseño sino también las múltiples opciones disponibles de corrección; rotación, tamaño de los componentes, ángulos en cada uno de los planos.. Todo ello con el objetivo de que la prótesis no sufra las mismas cargas que han llevado a fracasar la rodilla nativa.

 

Prótesis constreñida o de revisión

Estos modelos de prótesis los reservamos para los casos mas complejos en los que el paciente carece de ligamento íntegros o para los casos en que tenemos que recambiar una prótesis ya implantada por fallo o desgaste. Igualmente disponemos de múltiples diseños progresivamente mas completos en que la cantidad de estructuras que sustituimos es mayor, por ejemplo en aquellos paciente cuyos ligamento laterales no funcionan y la rodilla es totalmente inestable.

 

¿Cómo es la Operación de Prótesis de Rodilla?

La duración de cualquiera de estas prótesis se realiza utilizando un torniquete neumático para evitar la pérdida de sangre. El tipo de anestesia mas habitual es la raquídea, es decir dormir las piernas con una infiltración en la espalda + una sedación para asegurar el confort del paciente durante la intervención. La operación suele oscilar entre los 50 minutos y 2 horas y utilizamos antibióticos por sistema y se reserva sangre compatible por si se necesitase durante los días de recuperación (menos de un 5% de los casos).

(Para saber más sobre Prótesis de rodilla pulsa aquí)

 

¿Cómo es la Recuperación de la Prótesis de Rodilla?

Se puede comenzar despacio a caminar hacia el tercer o cuarto día, con unas muletas que al principio son necesarias, y que luego se podrán abandonar (generalmente, al cabo de un 3-5 semanas). La rehabilitación comienza ya el tercer día con ayuda de una maquina en la cama de la clínica. Posteriormente solemos prescribir fisioterapia para recuperar la amplitud de los movimientos y facilitar la reanudación de la marcha, si bien muchos pacientes mejoran con su propio esfuerzo bajo las indicaciones que les damos los traumatólogos. Normalmente, la persona operada puede volver a trabajar al cabo de 2 o 3 meses, siendo capaces de conducir a partir de la 4ª semana.

(Para ver la Recuperación completa tras la Cirugía de Rodilla Pulsa aquí)

Respecto a los resultados, el dolor desaparece o casi desaparece en un 90% de los casos, habiendo una mejoría del dolor en 8 puntos sobre 10 en mas del 95% de los casos. La mejora de la movilidad depende del tipo de prótesis utilizado, pero también del estado del paciente antes de la operación. Sin embargo, en regla general, se constata una clara mejoría de la movilidad.

 

Lesiones Relacionadas

(Para ver Rotura de Menisco Pulsa Aquí).

(Para ver Rotura de Ligamento Cruzado Anterior  Pulsa aquí)

(Para ver Rotura de Ligamento Cruzado Posterior  Pulsa aquí)

(Para ver Rotura de Ligamento Lateral Interno Pulsa aquí)

universidad complutense
gregorio
centro medico arganda traumatologia
BEATA
hospital Pio XII traumatología