Juanete: Hallux Valgus
4.9 (98.79%) 33 votes

¿Qué son los Juanetes?

El juanete, conocido en medicina como hallux valgus, es la deformidad más frecuente del pie por la que consultas. Afecta sobre todo a mujeres, aunque puede afectar a hombres igualmente al ser una patología con una parte de componente hereditario.

Cirugía pie, juanete, juan arnal, traumatologo madrid

Lo más característico del juanete (y por lo primero que se soléis consultar) es por la aparición de un bulto que sale en la parte de dentro del pie, este bulto acaba siendo doloroso con el paso del tiempo y el roce con el calzado. La deformidad del juanete sin embargo, es algo mas compleja ya que incluye cambios en todo el apoyo del pie. El primer metatarsiano se desvía hacia dentro y el dedo gordo del pie se desvía hacia fuera, hacia los dedos pequeños, e incluso puede llegar a colocarse debajo o encima del segundo dedo. Este defecto estético se acompaña de una pérdida del apoyo del primer metatarsiano,  alterando la forma normal del pie y el apoyo de toda la planta. Todo ello crea un cambio global en el apoyo, por lo que suele conducir a otros trastornos en el pie que se asocian típicamente con el juanete como son la metatarsalgia y los dedos en garra.

¿Por qué se produce el Juanete?

El Hallux Valgus tiene cierto componente genético, por lo que tiende a darse dentro de las personas de la misma familia. Este componente familiar va a marcar la forma del pie, la cual determina en parte el riesgo de aparición del juanete, como por ejemplo tener el primer dedo mas largo: Pie tipo Egipcio, o el primer metatarsiano corto: Index minus. Además de estos factores anatómicos, su aparición se relaciona con el uso de algunos tipos de calzado, como los zapatos de tacón y muy estrechos en la punta, los cuales aceleran la formación del juanete. Junto a factores hormonales este tipo de calzado es la causa mas probable de que los juanetes sean mas frecuentes en mujeres.

cirugia pie, juan arnal, traumatologo madrid, cirujano pie

La forma anatómica del pie, junto al calzado van a hacer que las partes blandas que sujetan el primer metatarsiano y el primer dedo vayan cediendo con los años y el primer metatarsiano se desvíe hacia dentro (metatarso varo). Los tendones que van al primer dedo se oponen a esta desviación y tiran del dedo hacia fuera (hallux valgus), lo que crea un ángulo entre el metatarsiano y el dedo. Mientras ocurre este proceso el primer metatarsiano (diseñado para soportar hasta un tercio del peso corporal), deja de recibir la carga y esta se traslada a los metatarsiano de los dedos 2,3,4 y 5, con lo que se comienzan a desarrollar otros problemas: La Metatarsalgia.

 

¿Cuáles son los Síntomas del Juanete?

Hay pacientes con hallux valgus que no tienen ninguna molestia excepto la estética, pero lo más frecuente es que con el tiempo aparezca dolor en la parte de dentro del primer dedo por la inflamación que crea el bulto que aparece. Este bulto o saliente óseo, que se conoce en medicina como bunion, en casos avanzados puede llegar a producir heridas en la piel o incluso ulcerarse. Otro motivo de consulta es la dificultad para encontrar un calzado normal, debido a la excesiva desviación del dedo.

Con el paso del tiempo y el aumento en la deformidad, el primer metatarsiano deja de apoyar suficiente carga del peso corporal, la cual se transmite a los metatarsianos del segundo y tercer dedo, apareciendo el dolor en la planta del pie o metatarsalgia y los dedos en garra.

 

¿Puedo Evitar que me Salga el Juanete e Detener su Avance?

Se puede intentar prevenir, en mayor o menor medida, evitando el uso de calzado ancho y cómodo, pero en muchos pacientes el problema avanza a pesar de utilizar medidas como férulas y visitas frecuentes al podólogo. Por desgracia, hay muy pocos métodos que evitan la progresión de la deformidad, y las llamadas “juaneteras” existentes en el mercado no evitan la progresión y su uso puede producir dolor, por lo que actualmente se desaconsejan.

 

¿Cómo puedo tratar un Juanete?

El único tratamiento definitivo para el Hallux Valgus es la cirugía para cambiar la anatomía del pie. No se recomienda el tratamiento por motivos estéticos, ya que puede cambiar el apoyo normal del pie y cambiar un pie “feo y funcional” por uno “bonito y doloroso”.  Se deben intervenir sólo aquellos pacientes que tengan dolor o problemas para encontrar calzado adecuado. En la cirugía se busca no sólo corregir la deformidad sino evitar que esta vuelva a producirse en los próximos años, si bien siempre va a haber una pequeña tendencia a que recidive debido a la forma del pie en estos pacientes. Es por ello que es frecuente que en ocasiones os propongamos tratar un metatarsiano o mas, ademas del juanete para compensar los cambios que existen de cara al apoyo del pie. El objetivo de la cirugía va a ser no sólo evitar el roce y quitar la deformidad, sino recuperar la correcta fórmula de apoyo de los metatarsianos, acortando aquellos que sufran un hiper-apoyo en los casos necesarios.

cirugia pie madrid, traumatologo, juan arnal, juanete, metatarsalgia

¿Cómo se debe Operar el Juanete? Tipos de Cirugía en el Pie

Existen diferentes opciones para el tratamiento quirúrgico. El tratamiento más adecuado para un paciente se debe plantear de manera individualizada en cada paciente en la consulta del traumatólogo, después de una entrevista, una exploración del pie y un estudio de las radiografías. No se necesitan para plantear esta intervención ecografía ni resonancia de rutina, pero sí una radiografía de los pies en carga. En carga quiere decir con el peso apoyado, ya que es así como realmente vemos el comportamiento de los huesos del pie durante las fases de la pisada. En esta radiografía, realizamos una sistemática en que medimos una serie de ángulos y distancias para determinar que metarsianos y que falanges debemos intervenir para solucionar cada caso en concreto. Con esta información decidimos el plan quirúrgico, es decir, ¿Que queremos hacer?. Añadiremos a este plan la información de preferencias y características del paciente (edad, diabetes, actividad) para además decidir el tipo de intervención a realizar, o lo que es lo mismo, ¿Cómo lo vamos a hacer?.

Existen dos grandes técnicas para operar el juanete, teniendo ambas el mismo objetivo, corregir la deformidad y el apoyo para eliminar el dolor:

Cirugía Abierta del Pie:

Es la cirugía clásica, en que realizamos las correcciones en los huesos a través de incisiones, utilizando medidores de ángulo, reglas y tornillos para corregir una corrección al milímetro. Sobre la teoría es una técnica mas precisa, pero que conlleva un mayor daño a las partes blandas, lo que se puede traducir en rigidez (pérdida de movilidad) o problemas en la piel. En esta cirugía utilizamos material de fijación (mini-tornillos u otros sistemas) para sujetar los huesos en su posición definitiva.

Cirugía Percutánea del Pie

(Comúnmente denominada “Cirugía Láser”): En esta cirugía a pesar de su sobrenombre no se utiliza un láser sino sistemas de fresas. A través de incisiones en la piel de 1-2 mm, creamos un espacio bajo la misma, para llegar a los metatarsianos o falanges que queremos modificar. Con control de radioscopia (rayos), dirigimos desde fuera los cortes, reducciones, frenados… y no utilizamos habitualmente sistemas de fijación. La filosofía de esta técnica es realizar unos planos de corte en concreto para que con el apoyo de después los huesos y partes blandas consoliden (“se unan”) en la mejor posición para evitar el dolor con el apoyo del peso corporal.

En ambos casos la recuperación es similar, con la diferencia obviamente del cuidado de las heridas (mayores en la abierta).

Recuperación: ¿Duele Mucho la Cirugía? ¿Puede Volver a Aparecer el Juanete Después de Operar?

El tratamiento del hallux valgus tiene en ocasiones muy mala prensa, pero la verdad es que existen técnicas quirúrgicas y anestésicas de alta especialización que permiten que el paciente salga caminando del quirófano, con poca necesidad de fármacos para el control del dolor y una tasa de recidiva muy baja. El caminar en los días después de la cirugía no es sólo un hecho permitido, sino que insistimos mucho en apoyar con un zapato post-quirúrgico ya que los resultados son mucho mejores.

El dolor va mejorando día a día permitiendo hacer una vida independiente (salir a la calle..) desde el primer día y una incorporación laboral a las 2-3 semanas. El deporte que requiera carrera lo retrasamos hasta el tercer mes después de la intervención

Recomendamos que el tratamiento lo realice un Cirujano Ortopédico formado en patología del pie y tobillo que utilice tanto cirugía abierta como cirugía percútanla para poder ofrecerte la mejor solución para tu caso.

universidad complutense
gregorio
centro medico arganda traumatologia
BEATA
hospital Pio XII traumatología